Las ventajas clave de nuestro sensor óptico Vo-m para el ahorro en el vertido de producto


Nuestro sensor óptico VO-m de Satron es una solución tecnológica adecuada para la medición de diferentes líquidos. Además de la turbidez, permite medir los colores y el contenido del sólido suspendido en fluidos. En Matelco creemos que la medición de la turbidez es esencial para garantizar un nivel óptimo de calidad y de control de procesos industriales en el análisis de aguas, el tratamiento de aguas residuales o la detección de pérdida de producto en la industria láctea.

El sensor óptico de turbidez VO-m de Satron permite detectar puntas de vertido de producto como leches o cremas en la entrada de la depuradora de aguas residuales industriales (EDARI). En esta localización, una rápida respuesta, en el caso del vertido del producto, puede ahorrar costes significativos a tu empresa en cuestión de segundos.

¿Cómo funcionan nuestros sensores ópticos VO-m?

En el caso concreto del vertido de leche, se asocia la medida de nuestro sensor óptico a la demanda química de oxígeno, DQO, correlacionada a la turbidez de la muestra. El sensor óptico mide también la temperatura, de modo que un vertido accidental de la leche en estado frío implica una bajada súbita de la misma.

En la siguiente gráfica nuestro sensor óptico se ha calibrado con muestras de 6 clientes de 0 a 20.000 ppm (de 4 a 20mA) de DQO y se ha instalado en línea a la entrada de la EDARI. Cuando nuestro sensor de Satron detecta un valor igual o superior a los 6.000 ppm se activa una alarma y esta señal permite aplicar acciones correctivas.

Sensor óptico Vo-m

Esta gráfica refleja el comportamiento que ha registrado nuestro sensor óptico VO-m de Satron durante un solo día.

 

 

En la anterior gráfica se observa claramente el pico donde hay un aumento de la DQO y la disminución de la temperatura del proceso. Esta medición determina las puntas de vertido de producto lácteo, sin necesidad de instalar ningún medidor de temperatura, porque nuestro sensor ya cuenta con él en su instalación estándar y se puede monitorizar con una segunda salida analógica.

Las ventajas clave de nuestro sensor óptico

Además de suponer una ventaja clave para el ahorro en la pérdida de producto, con esta solución tecnológica tu empresa podrá tener la total seguridad de contar con un vertido acorde a las normativas medioambientales locales, evitando un incremento de costes de depuración que puede ocasionar el incumplimiento legal.

Las características técnicas principales de nuestro sensor óptico para la determinación de turbidez en sólidos en suspensión y/o colores en líquidos:

1# Utiliza el principio de funcionamiento por retrodifusión o de medición de luz dispersa.
2# La configuración y la calibración se pueden realizar a través de la misma interfaz del sensor que se puede conectar por medio de un PC o utilizando el Protocolo HART.
3# Para la alimentación del sensor es necesaria una tensión de trabajo de 24Vcc y 3 hilos.
4# La señal de salida es de 4-20 mA (3 hilos) con protocolo de señal HART.
5# La presión máxima que registra es de 20 bar (testeado hasta 30 bar).
6# El rango de medida es de 0-1.000-5.000 FTU.
7# Tiene el Certificado higiénico EHDEG y A3.
8# Permite la calibración simple por usuario (de 2 hasta 16 puntos) y puedes guardar hasta 4 calibraciones distintas en un mismo equipo.
9# Posee Datalogger con reloj integrado (1 medida/min = 2 meses).

A continuación, podrás visualizar en este vídeo un ejemplo gráfico de conexión de nuestro sensor óptico VO-m de Satron:

Para saber más sobre nuestro sensor óptico VO-m de Satron puedes consultar a nuestros expertos en la sección de contacto para que podamos proponerte la solución más adecuada.

Compartir :
Related Posts