Reducción de los costes de combustible en hornos de proceso y secadores


Renovación de aire caliente.

Muchos procesos de fabricación deben usar secadores de aire caliente para evaporar los disolventes de revestimientos, laminados y acabados. El desplazamiento y calentamiento de grandes cantidades de aire, implica unos costes elevados.

La mayoría piensan que la primera opción para controlar los costes es reducir el aire de renovación. Hasta el punto donde se asegure un secado completo, a la velocidad de producción deseada. No obstante, esta reducción de aire podría provocar un incendio o una explosión. Esto es debido a una posible acumulación peligrosa de vapores inflamables producida por una renovación de aire insuficiente.

Como el costo de combustible aumenta, también lo hacen las preocupaciones sobre la seguridad y la optimización de la energía.

 

Control de Vapores inflamables con analizador de gases

La tecnología de seguridad de los hornos y secadores para procesos en los que se liberan y evaporan, con relativa rapidez, disolventes y otras sustancias inflamables, se rige en toda Europa por la norma UNE-EN 1539:2015:. Secadores y hornos en los que se desprenden sustancias inflamables.

Requisitos de seguridad que tienen como equivalente la norma NFPA 86 en EE. UU. La sección 11.6.8.1 de la norma americana indica: “…la tasa de seguridad de renovación de aire deberá ser diseñada, y mantenida durante la operación, para evitar la concentración de vapor en el horno, sin superar el 25% de LFL (Límites de inflamabilidad ) siempre que no exista vigilancia activa del FLF.

Asimismo, NFPA 86 permite una reducción sustancial de la tasa de renovación de aire en casos donde “ hay un indicador constante de concentración de vapores del disolvente y el controlador está previsto….”

Cuando estos equipos están instalados para analizar continuamente los gases de salida de la zona de secado, la concentración de los vapores en esa zona puede ser más alta. Siempre que no se exceda el 50% LEL. Además de un incremento en la seguridad, permite reducción de costes, al precisar calentar un menor volumen de aire de renovación.

La vigilancia activa de la seguridad, puede realizarse mediante un análisis térmico de llama (FTA). Se aplica en la cámara del horno, donde se supervisa la concentración límite actual. En consecuencia, los sopladores de aire limpio y gases de salida, así como el calentamiento del horno, se pueden regular automáticamente, aumentando la seguridad del proceso.

 

Analizador de gases PREVEX para medir los vapores del disolvente y otras sustancias inflamables.

Algunas características del analizador PREVEX:

  • Medida fiable y precisa de la inflamabilidad (explosividad; % LEL) de la muestra de gas. Lo que permite su uso en aplicaciones de seguridad en proceso
  • Medida directa de inflamabilidad sin necesidad de aplicar factores de correlación a otros gases
  • Medida in situ, en conducto sin necesidad de transporte de muestra. Se evitan puntos fríos y se gana en tiempo de respuesta.
  • Sensor de muy rápida respuesta: < 1s.
  • Gracias a su calibración universal es muy poco sensible a variaciones de la composición de la matriz de gases a analizar al contrario que otras tecnologías como sensores catalíticos, FID, etc.

Esto permite el ahorro en diferentes puntos:

  • Un ajuste en la renovación de aire sin que afecte a los niveles de producción o afecte los requisitos de seguridad.
  • Un aumento de la velocidad de producción sin aumentar, costos de aire o combustible existentes
  • Recirculación de parte de los gases calientes de salida de nuevo a la zona de secado
  • Reducción de los índices del horno para disminuir el combustible requerido para un trabajo eficiente del incinerador térmico.
  • Reducción de los gases de salida del horno para disminuir el combustible requerido para un proceso eficiente

Los beneficios pueden ir desde una simple reducción la renovación de aire y/o con un incremento de la producción. Esto repercute en un ahorro importante de combustible.

Algunas ventajas de utilizar analizadores pueden pasar desapercibidas. Un analizador que reduce la renovación de aire en la zona de secado, puede también reducir el coste de las emisiones.

Tambien en algunos casos se podría usar un oxidador térmico de menor capacidad, o añadir líneas de producción adicionales al incinerador existente. En muchas ocasiones, el coste del analizador PREVEX se amortiza rápidamente.